jueves, 5 de julio de 2012

 
No sé si conocéis o habéis oído hablar de EMILIO CALATAYUD. Os invito a que leáis un decálogo para crear a un delincuente y que está incluido en un libro del juez de menores de Granada, Emilio Calatayud. Y que veaís al menos una de sus charlas que recojo en el vídeo anterior. Merece la pena que le dediquéis 10 minutines, más claro no se puede hablar.

Y el decálogo es un listado de consejos irónicos que invitan a la reflexión, ahí os los dejo:

1. Dadle todo cuanto desee: así crecerá convencido de que el mundo entero le debe todo.

2. Reídle todas sus groserías, tonterías y salidas de tono: así crecerá convencido de que es muy gracioso y no entenderá cuando en el colegio le llamen la atención por los mismos hechos.

3. No le déis ninguna formación espiritual: ¡ ya la escogerá él cuando sea mayor!

4. Nunca le digáis que lo que hace está mal: podría adquirir complejos de culpabilidad y vivir frustrado; primero creerá que le tienen manía y más tarde se convencerá de que la culpa es de la sociedad.

5. Recoged todo lo que vaya dejando tirado: así crecerá pensando que todo el mundo está a su servicio; su madre la primera.

6. Dejadle ver y leer todo: limpiad con detergente, que desinfecta, la vajilla en la que come, pero dejad que su espíritu se recree con cualquier porquería. Pronto dejará de tener criterio recto.

7. Padre y madre discutid delante de él: así se irá acostumbrando, y cuando la familia esté ya destrozada lo encontrará de lo más normal, no se dará ni cuenta.

8. Dadle todo el dinero que quiera: así crecerá pensando que para disponer de dinero no hace falta trabajar, basta con pedir.

9. Que todos sus deseos estén satisfechos al instante: comer, beber, divertirse,…¡de otro modo podría acabar siendo un frustrado!

10. Dadle siempre la razón: son los profesores, la gente, las leyes… quiénes la tienen tomada con él.

“Y cuando su hijo sea ya un delincuente, proclamad que nunca pudisteis hacer nada por él”.



Parafraseando a Don Emilio, “La sociedad no es la sociedad. Nosotros somos la sociedad”.

7 comentarios:

  1. Este video me parece muy acertado y me ha dado argumentos para seguir luchando por una educación integral de mis alumnos y de mis hijas.
    Además de por las leyes 154 y 155, que me parecen muy necesarias y no entiendo porque no se nos han enseñado en ninguna asignatura, pasando por la ley más importante, la del sentido común.
    Me parece muy relevante que un juez del juzgado de menores hable de la importancia y responsabilidad de todo el mundo para educar a los menores, pues un menor perdido socialmente acabará siendo una lacra para la sociedad.

    ResponderEliminar
  2. En mi opinión el decálogo tiene bastante razón aunque esta llevado un poco al extremo, pero me gusta mucho la frase “Y cuando su hijo sea ya un delincuente, proclamad que nunca pudisteis hacer nada por él”, ya que muchos padres lo hacen y echan la culpa hasta al empedrado del suelo, en vez de reconocer que la culpa es suya.

    por ello creo que es importante concienciar a los padres de que tan importante es la educación en las aulas como fuera de ellas.

    ResponderEliminar
  3. En mi opinión el decálogo tiene bastante razón aunque esta llevado un poco al extremo, pero me gusta mucho la frase “Y cuando su hijo sea ya un delincuente, proclamad que nunca pudisteis hacer nada por él”, ya que muchos padres lo hacen y echan la culpa hasta al empedrado del suelo, en vez de reconocer que la culpa es suya.

    por ello creo que es importante concienciar a los padres de que tan importante es la educación en las aulas como fuera de ellas.

    ResponderEliminar
  4. Este hombre me encanta! Creo que realiza una labor estupenda y que lo que expone en sus conferencias, su modo de actuar como juez... es tremendamente didáctico. no se si sabéis que sus sentencias suelen intentar la re-inserción de los jóvenes a los que procesa, el hacerles ver sus errores y que traten de compensarlos, en definitiva, pone en marca "mecanismos legales" que pretendan educar a los jóvenes, y deja de lado los castigos "normales" qu ene tantas ocasiones se han demostrado inutiles(multas, centros de menores...)En mi opinión si todos los encargados de educar actuásemos con un poco más de sentido común, como el que el sr Calatayud defiende, el resultado y quizás el mundo, sería mucho mejor.

    ResponderEliminar
  5. Estoy bastante de acuerdo con lo que el Sr. Emilio Calatayud dice en el vídeo, ya sea referente al cumplimiento de las leyes 154 y 155 por parte de todos (profesores, centros educativos, policia, padres, comerciantes...) como por parte de los propios alumnos, que no pueden permitirse el faltar a la escuela, primero porque es delito y segundo, porque su futuro esta en jugo, aunque el no lo sepa aún.
    Pero no todo lo que comenta el Sr magistrado es de mi misma opinión como, por ejemplo, lo que comenta del "padre pre-constitucional" y el "padre post-constitucional". A mi parecer, el padre post-constitucional siempre hará llegar su mensaje (siempre i cuando sea lógico, tenga sentido y quiera educar correctamente al niño) con más fuerza y significativamente k el padre pre-constitucional, porque el niño sabrá el porque se tiene que comer esa sopa en vez de hacerlo sin más por temor a las consecuencias.
    Sin duda las palabras del juez nos haran mover la cabeza afirmativamente durante su parlamento porque son DE SENTIDO COMÚN, para cualquier persona que quiera el bien de sus hijos y de todos, pero claro, normalmente hacer lo correcto siempre implica más sacrificio.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  7. Sin duda se acerca al manual de instrucciones que todos quisiéramos para ser padres y que no existe (para saber qué no hacer). Desgraciadamente, estoy segura de que conocemos a una persona diferente que se adapte a cada punto, y que precisamente es así porque se lo han permitido.

    Sería bueno acercar el decálogo a los colegios y a las familias para que tomemos conciencia de todo lo que hacemos mal sin pensar en sus consecuencias. Creemos que es mejor comprarle un juguete al niño para no aguantar su rabieta, pero no nos paramos a pensar en que, de alguna forma, el niño nos está poniendo a prueba.

    Muy buen video!

    ResponderEliminar